Contrato de alquiler

Los arrendatarios pueden enviar varias solicitudes de alquiler a la vez, con un máximo de tres. El propietario debe indicar si acepta la solicitud de alquiler en un plazo de 24 horas. Una vez aceptada la solicitud de alquiler por parte del propietario, el arrendatario dispone de un plazo de 36 horas para pagar el precio del alquiler y de la fianza. Se crea un contrato de alquiler entre propietario y arrendatario en el momento en el que el propietario acepta una solicitud y el arrendatario ha pagado el precio del alquiler y de la fianza. Dicho contrato estará disponible en el perfil del propietario y constará de dos partes: una primera parte con las condiciones del alquiler; una segunda parte con el formulario de entrega.

El propietario debe imprimir el formulario de entrega y presentarlo el día del alquiler. Para que el contrato sea efectivo, propietario y arrendatario deben firmar el formulario de entrega al inicio del periodo de alquiler. Después de firmar, el propietario deberá entregar las llaves al arrendatario.

El arrendatario puede cancelar el alquiler hasta 72 horas antes del momento de entrega de la moto. En este caso, Motoshare no le devolverá el dinero, sino que recibirá un vale con el valor del alquiler que ha cancelado, al que se le descontarán 5 € por costes de transacción. El vale es válido durante un año y puede ser utilizado por el arrendatario para un nuevo contrato de alquiler. El propietario puede cancelar el alquiler hasta el mismo momento de entrega de la moto. En este caso, al arrendatario le será devuelto el precio de alquiler en su totalidad.

Hasta 1 hora antes del final del periodo de alquiler, las partes pueden extender el contrato de alquiler. La extensión debe ser realizada en la misma forma que la creación de un contrato nuevo de alquiler. El propietario debe conservar siempre el formulario de entrega firmado. Deberá disponer de él en el caso de que ocurran daños o accidentes durante el alquiler.

Obligaciones de las partes del contrato de alquiler

MotoShare no comprueba que la moto que se alquila a través de la plataforma sea segura de conducir. El propietario es, por lo tanto, el responsable de inspeccionar la seguridad de la moto. Si la moto no cumple con los requisitos de seguridad, el propietario no debe alquilarla.

En primer lugar, el propietario debe realizar un control final y consultar el permiso de conducir, así como el documento de identidad o el pasaporte del arrendatario. Si el número del permiso de conducir, su categoría, el NIF/NIE, el nombre o la fecha de nacimiento no corresponden a los datos que figuran en el contrato de alquiler (parte 1), el propietario no puede devolver la moto al arrendatario.

El arrendatario es responsable de las multas por infracciones de tráfico cometidas durante el período de alquiler. Si el propietario recibe multas como resultado de una infracción cometida durante el período de alquiler, el arrendatario y el propietario intentarán acordar el pago de la multa manera externa a MotoShare. En algunos casos, el propietario puede hacer una transferencia administrativa de las multas para que se remitan directamente al arrendatario. En estos casos necesitará del formulario de entrega para justificar el alquiler. El propietario puede pedir a MotoShare que actúe como intermediario para resolver estas situaciones.

Si el arrendatario no devuelve la moto a tiempo, seguirá pagando al propietario el precio de alquiler por día y pagará una multa a MotoShare de 15 € al día.

Normas de la comunidad

Somos una comunidad de entusiastas de las motos. Para garantizar que todos los usuarios de MotoShare tengan una experiencia agradable, aplicamos las siguientes normas:

1
Se espera que el arrendatario recoja y entregue la moto en los horarios acordados. Una vez terminado el alquiler, la moto debe devolverse limpia y completamente repostada.
2
Se espera que el propietario ofrezca la moto limpia, repostada y en buen estado. Cualquier información de la moto que sea relevante de comentar deberá comunicarla al arrendatario antes del inicio del alquiler.
3
MotoShare no es una plataforma de usuarios anónimos. Todos los usuarios deben completar su página con una foto de perfil, una descripción personal y su experiencia de conducción.
4
El propietario y el arrendatario escribirán una valoración después de cada experiencia de alquiler. Las valoraciones son muy importantes en MotoShare porque crean confianza dentro de la comunidad.
5
No se tolerará la conducción temeraria ni el vandalismo (caballitos, derrapes, saltos...). Los usuarios que los cometan tendrán prohibido el acceso a la plataforma para siempre. Allianz no cubrirá los daños que hayan ocasionado.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en la navegación para nuestro sitio web. Si continúas con nosotros aceptas su uso: